jueves, 22 de junio de 2017

La alimentación en verano. Cuidados frente al calor

Durante el verano, es cuando se debe extremar al máximo el cuidado de los alimentos con el objeto de evitar las intoxicaciones alimentarias, trastornos que se originan por consumir los alimentos en mal estado. La causa es la inadecuada conservación y manipulación de los productos alimenticios, debido a las elevadas temperaturas.
Recomendaciones

  • Si hace turismo rural, no busque alimentos "caseros" o "artesanales" sin marcas, adquiéralos con garantías para su salud (etiquetados, con control sanitario, etc.).
  • NO rompa la cadena de frío de los alimentos.
  • Descongele los alimentos siempre dentro de la nevera y NO los recongele una vez descongelados.
  • Organice la compra de alimentos, adquiera los productos perecederos frescos o congelados en el último momento antes de llevarlos a casa, de esta manera sencilla no se rompe la cadena de frío.
  • Compruebe la fecha de caducidad o de consumo preferente e instrucciones de conservación de los alimentos envasados antes de su consumo.
  • NO adquiera alimentos perecederos en venta ambulante, especialmente huevos.
  • En caso de consumo de mayonesa casera y salsas o cremas, elaboradas con huevo fresco, consúmalas inmediatamente y deseche los restos.
  • Mantenga un orden en su nevera colocando los alimentos según las características y estado de los productos: alimentos cocinados y tapados en la parte alta, los frescos en la parte media y frutas, verduras y hortalizas en la parte baja. No cargar en exceso el frigorífico.
  • Eliminar los embalajes inútiles y protectores dentro del frigorífico.
  • Evitar las aperturas frecuentes del frigorífico.
  • Mantener una higiene estricta, con la limpieza con agua jabonosa y un enjuague con agua con lejía o vinagre cada 15 días.
  • Observar el color y olor de los alimentos antes de prepararlos, cualquier cambio constituye una señal de alarma.
  • Limitar la exposición a temperatura ambiente de los productos sensibles, colocándolos de nuevo en el frigorífico inmediatamente después de su uso.
  • Lave y desinfecte adecuadamente con agua y unas gotas de lejía (de 3 a 5 gotas por litro según la concentración del producto), APTA para desinfección de agua las frutas, verduras y hortalizas antes de su consumo.
  • Mantenga los productos químicos e insecticidas separados y alejados de los alimentos.
  • No usar NUNCA recipientes que han contenido alimentos para guardar productos químicos de limpieza y desinfección ya que pueden ingerirse accidentalmente.
  • Cuando se preparen comidas para su consumo en la playa o el campo se deberán elaborar con la mínima antelación posible y prestar especial atención a la organización en la nevera para su correcto transporte. Se colocarán en la parte más baja los alimentos que se consumirán al final de la comida y aquellos de consumo más rápido o uso frecuente, como líquidos y refrescos, en la parte alta de la nevera donde se colocan las placas generadoras de frío.
  • En las comidas de excursión, al campo o playa, evite alimentos con huevos, salsas o cremas y lleve siempre agua envasada. Deseche los restos que hayan sobrado.
  • En los establecimientos de temporada como chiringuitos, terrazas-bar, camping, etc. consuma productos que le ofrezcan garantía sanitaria y en su caso adecuadamente refrigerados y manipulados con útiles limpios.

Diarreas estivales. ¿Cómo prevenirlas?

  • Conservando los alimentos en el frigorífico, incluso los que ya están cocinados.
  • Procure que el tiempo que transcurre entre la preparación y consumo de los alimentos sea el menor posible, especialmente aquellos que contengan huevo: mayonesa, tortillas, pastelería, etc.
  • Manipulación higiénica de los alimentos.
¿Qué hacer cuando se originan?
  • No tomar alimentos sólidos durante un periodo comprendido entre 4 y 8 horas.
  • Es importante beber pequeñas cantidades de líquidos (agua, suero oral, té o agua de té, no azucarado)
  • Cuando se encuentre mejor empiece a tomar alimentos sólidos: arroz hervido, pescado cocido, yogures, leche mezclada con agua, pulpa de manzana rallada ...
  • Si no nota mejoría a lo largo del día, acuda a su centro de salud.

Adaptar la alimentación a las altas temperaturas

Todas las personas dependientes, mayores, lactantes, niños y niñas menores de tres años, están particularmente expuestas a los riesgos de la deshidratación y del golpe de calor cuando la temperatura es elevada.
Además de las recomendaciones generales que permiten reducir los riesgos de la deshidratación se proponen unos consejos de consumo alimentario para combatir la pérdida de líquidos: es preciso beber líquidos de manera suficiente, pero evitando el exceso.
Consejos para personas mayores:
  • Beber como mínimo el equivalente a ocho vasos de líquidos al día (800 ml), lo ideal sería un consumo regular de trece o catorce vasos, anticipándose a la sensación de sed, incluso con problemas de incontinencia.
  • Para diversificar el aporte de líquidos tomar infusiones, gazpachos o sopas frías, compotas de fruta, sorbetes mejor que helados, zumos de fruta, frutas ricas en agua, yogures.
  • No es aconsejable beber o comer alimentos muy fríos, pues la sensación de sed se atenúa más rápido cuando se consumen alimentos helados.
  • En todos los casos, si la persona come poco o menos que de costumbre, la disminución de aportes hídricos de origen alimentario debe compensarse con una hidratación superior.
  • El aumento de la temperatura corporal debe acompañarse de un aumento de la hidratación; por ejemplo, se deben consumir 0,5 litros de agua suplementarios por día si la temperatura pasa de 37 a 38ºC.
Consejos para niños y niñas:
  • Ofrecerles beber frecuentemente, en todas las horas del día, dándoles agua fresca, en biberón o vaso según su edad, sin esperar que manifieste sed.
  • Por la noche ofrecerle agua fresca cuando se despierte.
  • Priorizar los frutos frescos o en compota y legumbres verdes para las comidas.
  • Ofrecerle yogures cuando ya pueda tomar otra dieta y no exista contraindicación (intolerancia a la lactosa), que impida comer productos lácteos.
Fuente: Consejería de Salud Y bienestar Social

lunes, 12 de junio de 2017

Melquíades, el abuelo rapero

El arte no tiene edad. Tampoco las ganas de bailar, de cantar, en definitiva, de disfrutar de la vida. 
Si deseas hacer algo, que nada ni nadie te impidan cumplir tus sueños. Siempre es posible vencer las dificultades. Cuando desees algo con el corazón, ponle pasión, ganas, y que la edad no suponga un inconveniente, sino que solo sea un número. 
Que se lo digan al abuelo Melquíades, que con sus 92 añitos, es todo un ejemplo de vitalidad y ganas de disfrutar.
Porque las ganas de vivir son la mejor garantía para vivir, si no más, si mejor.
Disfruta de este vídeo transmitido en el programa de Antena 3 "El Hormiguero", no tiene desperdicio.
Laura.-



jueves, 1 de junio de 2017

XIII Semana popular de los Corralones de Trinidad y Perchel


¿ Que son los corralones?

Los corralones son un tipo de residencia tradicional en el que convivían familias muy modestas. Estas se hicieron populares allá por el siglo XIX. Generalmente este tipo de viviendas se pueden encontrar en Andalucía. Aunque se encuentran especialmente en algunos barrios de Málaga.
Los corralones son edificios de alojamientos sociales plurifamiliares que se asoman a un gran patio o plazuela central. Aquí, los vecinos hacían vida común. Los corralones comenzaron a construirse en España hacia el siglo XV, pero no fue hasta el siglo XIX cuando su construcción cobró un importante auge. Se convirtieron en la vivienda popular por excelencia de la ciudad de Málaga. Fueron durante mucho tiempo el símbolo del pueblo llano.
Tras el Plan Especial de Rehabilitación Integral de los barrios de la Trinidad y el Perchel en la década de los 90, se comenzaron a construir nuevos corralones. Con esto se pretendía mantener esta tipología social y urbanística. Actualmente existen censados un total de 106 corralones entre estos dos barrios.

Semana popular de los corralones
Corralón de Santa Sofía
  • Debido a la importancia histórica de este tipo de viviendas y al interés de que se retome esta tradición de cara al turismo y a la oferta cultural de la ciudad, se viene celebrando desde el año 2004 la Semana Popular de los Corralones, una cita ineludible donde conocerás las tradiciones populares y la historia de los barrios malagueños de antaño. Su celebración se lleva a cabo durante el mes de junio.
  • Junto a la posibilidad de visitar estos simbólicos edificios, existe un amplio programa de actividades. La ruta de la tapa, conciertos, actuaciones, pasacalles, talleres y exposiciones, además de visitas guiadas. Casi todas ellas de forma gratuita y hasta completar aforo.
  • A su vez se celebra también el Concurso de Engalanamiento Floral. Este pretende premiar las mejores ornamentaciones con el objetivo claro de incitar el mantenimiento y mejora de estos.
  • El propósito de la celebración de la Semana Popular de los Corralones es la de reproducir el ambiente festivo en las calles que tanto ha caracterizado a estos barrios. Además, se pretende mejorar las relaciones vecinales y favorecer la participación en actividades comunitarias. También se busca promocionar los barrios de la Trinidad y el Perchel como parte del Centro de Málaga.
  • Entre los corralones a visitar, destaca el corralón de Santa Sofía. Este es el único de los corralones que queda en pie de la época en la que se construyeron. Fue rehabilitado a mediados de la década de los 80, y está situado en la calle Montes de Oca. Se trata de alrededor de unas 50 viviendas que se reúnen alrededor del gran patio. En definitiva, hablamos de un espacio singular, al aire libre, lleno de encanto, y cuya arquitectura guarda los recuerdos de una Málaga pasada.
Actividades para la XIII semana popular de los corralones

Este año se celebra entre el 1 y el 9 de junio.
Museo de la Aduana
A lo largo de este período se desarrollarán actividades a las que se podrá acudir para conocer la ornamentación floral y artesanal de los corralones y la recuperación de la gastronomía y repostería tradicionales, realizada por la Asociación Gastronómica y Cultural de la Trinidad y el Perchel “La Alacena del Corralón”.
Para facilitar la participación de las personas o grupos, se podrá acompañar a los interesados mediante un paseo que finalizará con demostraciones y degustación de platos y dulces tradicionales en el “Corralón de Santa Sofía”.

La organización de actividades desde los Centros de Salud La Luz y Puerta Blanca es la siguiente:
  • La primera visita es el jueves 1 de junio, programada dentro del proyecto “Reconoce tu ciudad”, del grupo Vértice. Con el iremos al Museo de la Aduana. Punto de encuentro: puerta del Centro de Salud Puerta Blanca a las 10:00 horas, o directamente en la puerta del Museo de la Aduana a las 10:45 horas. Tenemos hasta un máximo de 50 personas para acudir ese día. Nos separan en dos grupos y vamos visitando el museo por separado, pero a la misma hora.
  • Usuarios Centro Salud La Luz
  • La segunda visita es el martes 6 de junio a los patios/corralones de Perchel y Trinidad, de 19 a 20 horas. Punto de encuentro: puerta del Centro de Salud Puerta Blanca a las 18 horas o directamente en el Corralón de Santa Sofía en la calle Montes de Oca a las 19 horas. Precio: 1.50 € que incluye refresco y tapa además de la visita guiada.
Centro Salud Puerta Blanca
En ambos casos, hay que tener un mínimo control de asistentes por lo que hay que inscribirse con antelación en la Unidad de Atención al Usuario de su Centro de Salud, indicando su nombre completo y teléfono de contacto, por si surgiera algún imprevisto.
  • Los corralones también pueden ser visitados por su cuenta, pero es recomendable hacerlo con un guía que les llevará a través de los mismos. Para contratar el servicio de guía, será necesario reservar con antelación. Los paseos se hacen en grupos de 15-30 personas y tienen una duración aproximada de 1 hora. Para cualquier información y/o reservar paseo, pueden contactar con Ana Ruiz Benítez al teléfono 951928944 o mediante email a amrbenitez@malaga.eu.
La visita a los Corralones es una convocatoria para los malagueños y turistas que deseen conocer y admirar la vida en la ciudad de Málaga en aquella época, y que quieran además sentirse parte de esta maravillosa forma de vida. 
¡Disfruta los corralones! y disfruta también de este vídeo promocional con sabor a Málaga:

Laura.-