lunes, 13 de marzo de 2017

La alimentación en pacientes que están superando un cáncer

1. Cuida el ambiente durante la comida:
  • Come acompañado, en un lugar tranquilo, con plato de postre y masticando despacio para hacer bien la digestión.
  • Evita olores ambientales fuertes mientras comes
  • Ten una postura adecuada al comer
  • Usa una ropa holgada que no comprima el abdomen
  • Respeta gustos y preferencias y se creativo preparando los platos
  • Toma alimentos más energéticos cuando tengas más apetito, sobre todo en el desayuno
  • Se flexible con los horarios de comida
3. Bebe de 6-8 vasos diarios de agua u otros líquidos (infusiones, zumos o batidos), a sorbos pequeños y fuera de las comidas. Los 4 ingredientes básicos de un batido deben ser:
  • Ingrediente 1, producto lácteo: 1 vaso de leche o yogur liquido o 2 yogures desnatados o una tarrina de queso de Burgos o 2 petit suisse
  • Ingrediente 2, pieza de fruta: 1 plátano o 1 manzana o 1 pera o 5 fresas o 10 cerezas o 1 melocotón o 3 albaricoques o 3 ciruelas o 2 rodajas de piña o 2 rodajas de melón.
  • Ingrediente 3, hidratos de carbono: 2 tostadas o 3 galletas o 2 cucharadas soperas de cereales
  • Ingrediente 4, opcional, frutos secos triturados: 1 cucharada sopera de almendras o nueces
4. Extrema la higiene de la boca:
  • Lávate los dientes y la base de la lengua tras las comidas con un cepillo suave y dentífrico con flúor
  • Utiliza un colutorio tras el cepillado
  • Usa crema labial para evitar grietas en los labios
5. Realiza, si puedes, actividad física ligera:
  • Da un paseo durante 15 minutos, antes de las comidas
  • Reposa semisentado durante unos 20 minutos después de la ingesta
6. Mantén un horario regular y diario para ir al baño:
  • Si tienes dificultad para evacuar, te puedes dar masajes en el abdomen de forma rotatoria en el sentido de las agujas del reloj
7. Elige alimentos de sabor y olor suave, textura cremosa y homogénea, consistencia blanda, cocinado sencillo (cocido, hervido, plancha) y de fácil digestión en momentos de poco apetito o digestiones pesadas:
  • Hidratos: tostada, galleta, pan, arroz, pasta o cereales
  • Verduras y hortalizas: patata, calabacín, cebolla, ajo y zanahoria cocidas o en crema
  • Carne: aves como el pollo, pavo o conejo
  • Pescado blanco: merluza, lenguado, mero, gallo, rape, besugo, rodaballo o congrio
  • Queso fresco o blanco, requesón, huevo cocido o en tortilla francesa o en revuelto, bechamel
  • Postres: yogurt, flan, natillas, cuajada, helado, batido o sorbete, fruta en almíbar o compota (manzana y pera), plátano
8. Evita los lugares donde se cocina, la comida de olor fuerte, los irritantes, el tabaco y el alcohol que secan la boca y alteran el gusto de los alimentos. Reduce, si tienes dificultad para comer o te sacias pronto, el consumo de:
  • Verduras de hoja verde como el repollo y las coles
  • Carne roja, evita las partes muy grasas de la ternera o el cerdo como el tocino, vísceras y embutidos y elige mejor consumir las partes magras, como el solomillo, chuleta, costillas y lomo.
  • Pescado azul: salmón, trucha, atún, sardina que, aunque son ricos en ácidos omega 3 y antitumorales, su digestión puede resultar pesada
  • Los alimentos muy calientes o muy fríos, los picantes y las salsas
  • El exceso de grasa, los rebozados y los alimentos en conserva, ahumados o en salazón
9. Pésate todas las semanas al levantarte por la mañana. Si adelgazas, valora cual es la causa y coméntalo con tu médico. Posibles causas:
  • Menor aporte de alimentos por: pérdida de apetito, malas digestiones o por problemas de ansiedad, depresión, dolor, insomnio o “miedo” a comer
  • Mayores pérdidas por: diarrea, vómitos, sudoración, fístula
10. Si tu médico te prescribe un suplemento nutricional, recuerda que normalmente es un complemento o apoyo a tu comida y no un sustituto:
  • Debes tomarlo a pequeños sorbos a media mañana, media tarde o antes de acostarte, separado del desayuno, almuerzo y cena.
  • Puedes mezclarlo con otros alimentos
Laura.-
Fuente: SEOM

“En mi deseo de sanar como hasta que no puedo más,
pero si no cojo peso se me puede recetar un suplemento a mi dieta
y así aseguro que es completa”. Dra. Paula J. Fonseca

No hay comentarios:

Publicar un comentario