jueves, 11 de septiembre de 2014

Prevención de accidentes en el hogar

Es en el hogar, donde la familia suele pasar la mayor parte de tiempo a lo largo de su vida, y es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente doméstico de cualquier tipo. Aunque todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, son los niños los que los sufren con mayor frecuencia. La edad les convierte por su desconocimiento, despreocupación, debilidad y características, en los más indefensos y vulnerables.
Los niños no paran y hay que tener muchísimo cuidado, cualquier cosa puede ser peligrosa para ellos.
Diversos estudios reflejan que en los accidentes domésticos sufridos por los niños, sus causas, por orden de incidencia, son las siguientes: quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, atropellos y accidentes de tráfico, y todos pueden y deben ser evitados, si los padres y cuidadores actúan adecuadamente. Hay que enseñar a los niños acerca de los peligros y tratar de evitar que los juegos infantiles se transformen en un juego mortal. 
Hay que prevenir a toda costa que se produzcan los  accidentes infantiles

Para evitar caídas

- Hay que mantener el suelo libre de obstáculos.
- Evitar las superficies resbaladizas.
- Utilizar alfombras o pegatinas antideslizantes en la bañera.
- Asegurar que las escaleras de acceso a la vivienda tengan barandilla y dispongan de pasamanos en todos sus tramos.
- Proteger las ventanas que se estén a menos de 1 metro del suelo con barandillas, rejas, barrotes, etc.
- Disponer de un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas, balcones, ventanas, etc.
- Fijar las estanterías firmemente a la pared.
- No permitir que los niños suban sobre muebles y permanezcan de pie en ellos.

Para evitar intoxicaciones

- Guardar los medicamentos, productos de limpieza e insecticidas y productos de jardinería en lugar seguro, manteniéndolos fuera del alcance de los niños.
- No almacenar conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, tóxicos, etc.)
- No permanecer en habitaciones tratadas con insecticidas hasta transcurrido un tiempo prudencial.
- No permanecer en las habitaciones recién pintadas o barnizadas hasta que desaparezca el olor del disolvente.
- Evitar el empleo de estufas o braseros en los dormitorios.
- Cerrar la llave del paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.

Para evitar quemaduras

- Evitar las salpicaduras al cocinar, usando las tapaderas pertinentes, mientras se cocinan los alimentos.
-
Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
- Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
- Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
- Impedir que los niños jueguen con 
cerillas y mecheros.

Para evitar descargas eléctricas

- No conectar aparatos que se hayan mojado.
- No usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, aún cuando el suelo esté seco.
- No tener estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos eléctricos al alcance de la mano en el cuarto de baño y a menos de 1 metro del borde de la bañera.
- Utilizar protectores en los enchufes
- Ante cualquier reparación o manipulación de la instalación eléctrica, es recomendable desconectar el interruptor general situado normalmente en el cuadro general y asegurarse de la ausencia de tensión.

Para evitar heridas

- Hay que tratar de mantener fuera del alcance de los niños, aquellos objetos que presenten superficies o aristas vivas (cuchillos, aspas de ventilador, cuchillas de afeitar, agujas de coser o de punto, tijeras, etc.).
- Colocar las herramientas en cajones con las puntas o elementos cortantes hacia dentro.
- Revisar y eliminar platos y vasos rotos.


                                                             Eloísa.-

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que es imposible enumerar todas las medidas preventivas en un artículo; y que, además, cuantas más aparezcan, más difícil es retenerlas en la cabeza.
    Sin embargo, permítanme añadir algo que la experiencia me hace considerar fundamental: en toda vivienda es imprescindible asegurarse de que el diferencial funciona; y hay que hacerlo funcionar periodicamente para que sea más difícil que padezca averías.
    Un diferencial que funcione previene accidentes que de otra forma serían mortales; además, es una eficaz lucha contra incendios, cuyo uso obligatorio en España, junto con otras circunstancias, ha permitido que seamos uno de los países con menos tasa de fallecimientos por incendio del mundo.
    Pueden ver información completa en http://www.masquedetectores.com/cursogratuito/mantenereldiferencial.htm y http://www.masquedetectores.com/cursogratuito/mantenereldiferencial.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación Santi, me ha parecido muy interesante

      Eliminar
  3. Gracias por los consejos son verdaderamente útiles y más para un hogar nuevo como el mío. Tengo un niño pequeño y lo primero que hice fue comprar protectores para los enchufes, para de esta manera poder evitar que el niño introduzca cualquier objeto y pueda terminar en un accidente grave. Otra cosa que he hecho es mantener cerradas las puertas del baño, sé que sonará radical pero un niño pequeño podría ahogarse fácilmente en el inodoro, cuando tenga más edad sí dejaré la puerta de los baños destrabada. Una buena alternativa también la conseguí utilizando http://www.comparador-precios-alarmas.com/ para esos momentos en los cuales no tengo visualizado al niño, con este sistema puedo estar mucho más seguro y pendiente de lo que hace.

    ResponderEliminar